Tus abogadas en Málaga

Nuestro ejercicio profesional se rige por los siguientes principios y valores:

Honestidad y confianza

 

Nuestro pilar fundamental en el trabajo es la honestidad: eso implica advertir a un cliente cuando no le vemos viabilidad a un procedimiento. Tratamos de que el cliente se sienta a gusto en el despacho, confíe en nosotras y quede satisfecho con el resultado del trabajo, para que de este modo nos recomiende a su entorno. Por ello preferimos no cobrar unos honorarios muy altos y dar facilidades en el pago de los mismos.

Mediación

 

Siempre tratamos de llegar a acuerdos extrajudiciales, somos extremadamente conciliadoras, sobre todo en asuntos de familia, aunque ello conlleve percibir unos honorarios inferiores.

Cercanía

 

Somos muy cercanas: creemos que hay que estar disponibles para los clientes. Nuestros clientes  pueden ponerse en contacto con nosotras ya sea a través del número fijo del despacho o de nuestros móviles personales. Devolvemos todas las llamadas y contestamos  todos los mensajes de correo electrónico,  consideramos que hay que cuidar la comunicación y ser accesibles. Intentamos adaptar nuestros horarios a los clientes, ofreciéndoles la posibilidad de concertar las citas en horario de mañana o de tarde.

Ambiente familiar

 

Las dos abogadas que formamos  MCA somos mucho más que compañeras de trabajo o socias. Esa relación tan estrecha y la importancia que le damos a los valores  familiares, se reflejan en nuestra filosofía de trabajo. Al principio muchos clientes eran nuestros propios familiares, que empezaron a traernos sus asuntos  y poco a poco  el círculo se ha ido ampliando cada vez más.